El “Tony” Pacheco tuvo su merecida despedida del fútbol

El “Tony” Pacheco tuvo su merecida despedida del fútbol

Se despidió del fútbol Antonio Pacheco, ese jugador que en los últimos años se transformó en un símbolo de Peñarol gracias a sus muy buenas actuaciones y a su sentido de pertenencia hacia el club. Ese futbolista que fue adoptado como ídolo por la afición del Carbonero luego del retiro de Pablo Bengoechea

Se despidió quien con 141 goles convertidos es el cuarto goleador histórico del Campeonato Uruguayo. Y tuvo su partido de despedida en el estadio Campeón del Siglo, ese lugar en el que el destino quiso que no pudiera jugar ningún partido oficial con la camiseta que defendió en más de 500 oportunidades y con la que anotó 176 tantos a lo largo de su carrera deportiva. 

Se despidió un hombre récord en clásicos: con 60 es quien más disputó (convirtió doce goles) y también es él que más partidos de esta clase ganó: 28. Es, además, uno de los jugadores de Peñarol que protagonizaron la mayor goleada clásica ante Nacional el 27 de abril del 2014, día en el que el Manya ganó 5 a 0. 

Se retiró recibiendo el cariño de su gente, como bien merecido lo tenía. Ante el público que tantas veces ovacionó su nombre y tantas otras reclamó su presencia en algún partido. “Tony”, ese disminutivo con el que se lo conoce, fue un grito de “guerra” de la hinchada cuando él no formaba parte del plantel y el equipo jugaba muy mal y perdía. 

Se despidió rodeado de excompañeros, como él quería, siendo además el protagonista central de un espectáculo que tuvo a amigos suyos como actores secundarios. Pablo Bengoechea, Gabriel Cedrés, Fernando Morena, Óscar Aguirregaray y Ruben Paz fueron algunas de las figuras que lo acompañaron en este día tan especial para él. 

Se despidió en un espectáculo en el que varios jugadores que se fueron en silencio de Peñarol recibieron el reconocimiento que se merecían de la hinchada; por distintas razones. Marcelo Zalayeta, Darío Rodríguez, Fabián Estoyanoff y el polémico Carlos Bueno fueron los más ovacionados por el pueblo peñarolense. 

Se despidió el jugador que también paseó su talento por el Inter de Milán, Espanyol, Albacete, Alavés, Gimnasia y Esgrima de La Plata y Montevideo Wanderers. Pero que encontró su lugar en el mundo en Peñarol, el club con el que ganó diez títulos: dos Liguillas y ocho Campeonatos Uruguayos. En este rubro es, además, el máximo ganador en finales.

Se despidió del fútbol Antonio Pacheco. O Simplemente Tony, como el libro que en el 2011 escribió Sergio Vasconcelos sobre él y como la productora Imagen deportiva denominó su espectáculo. No será difícil imaginar que a partir de hoy el ocho, ese número que utilizó durante toda su carrera, por no saber a quien acompañar llore de vez en cuando. Como lo hizo él hoy…




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.