¿Reforzados? / Análisis del Verano en clave Barça

¿Reforzados? / Análisis del Verano en clave Barça

A falta de pocos días para el final del mercado de fichajes, es obligatorio para cualquier amante del futbol parar a reflexionar como le ha sentado este mercado veraniego a su equipo. Como seguidor y culé hasta la médula me veo en la situación imperiosa de realizar este análisis. Sin embargo, no me voy a dedicar a hacer un análisis crítico hacia la directiva (que es como hubiera hecho de buenas a primeras), sino todo lo contrario, trataré el tema con imparcialidad, un poco de positivismo y, sobre todo, mucha paciencia para no romper el teclado.

¿HEMOS SEGUIDO LA AGENDA?

Los lectores veteranos de este portal y, más concretamente, de mis artículos; recordarán que a principios de verano escribí dos artículos dónde enumeraba a aquellos jugadores que debían marcharse de forma fulminante, y a aquellos otros que se le debería tantear una posible salida a razón de rellenar las arcas. Aunque faltan unos días para el cierre del mercado y pueden pasar muchas cosas, en el aspecto de las bajas el Barça no ha movido demasiadas fichas. Mathieu, hasta el momento, es el único que ha abandonado el club con el fin de vaciar plantilla. Si bien hay muchos otros nombres que también deberían ser partícipes de esta operación salida, por el momento el club no ha dicho nada. Douglas, Munir, Marlon, Gomes, Arda, Rafinha y Samper son jugadores que en las próximas horas podrían abandonar el Camp Nou. Es obvio que no todos marcharan ni deberían marchar, pero algunos sí sería necesario.

Sin duda, la marcha de Neymar ha sido la transacción más importante del verano, no solo por su envergadura monetaria sino por también sus consecuencias en la agenda de fichajes previstos para este mercado. Los 222 millones que recaudó el Barça con su fichaje por el PSG ya han sido parcialmente invertidos en Dembélé, quien ha costado 105 más 40 en variables, un precio altísimo por alguien que aún no ha demostrado nada, pero que tiene una proyección de futuro asombrosa. Confiemos en el devenir. El segundo fichaje que, según los medios, está en las últimas, es el de Coutinho, por quien el Barça abonaría como mínimo 130 millones de euros. En definitiva, una locura de precios por jugadores que hace unos años no llegarían a costar ni 30 millones. En el mismo saco de locura pongo el fichaje de Paulinho, un fichaje innecesario que ha hecho perder al club casi 40 millones de euros. Paulinho es como un coche en el momento en que lo compras ya ha perdido valor. Semedo no es un fichaje desorbitado y Deulofeu no ha requerido de un gran gasto para traerlo de nuevo.

El error más grande que ha cometido el Barça este verano ha sido la no contratación de Seri, un jugador que hubiera sido una gran incorporación dado que daría un respiro a Busquets sin disminuir la calidad del juego y tendríamos una gran apuesta de futuro en vista los de los próximos 10 años.

En definitiva, Bartomeu ha tenido que “trabajar” bastante des de la playa para poder ensamblar un equipo aspirante a la Champions. Si lo ha hecho bien o mal ya es faena vuestra, ¿Qué pensáis? ¿El Barça ha salido reforzado o no de este mercado? Yo tengo mis dudas.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *