Ramos salva a un desastroso Madrid

Ramos salva a un desastroso Madrid

Noche mágica en San Paolo, por la épica que los “Tiffosi” le dieron al duelo. No lo fué por fútbol, y mucho menos por el del Real Madrid. Los blancos fueron un equipo desastroso y sin ideas en la primera parte el cual se encontró con Ramos.

El Nápoles asfixia…

El Nápoles, consciente de lo que se jugaba, salió a morder. En cambio, el Madrid actuaba como si la cosa no fuera con él. Los planes de Sarri surtieron efecto en unos blancos que, eso si, pudieron hacer más. La alta presión ocasionaba al Real Madrid peligrosas pérdidas. De hecho, un error de Marcelo en el minuto 1 hacía presagiar lo comprometida que iba a estar la zaga merengue.

Con Marcelo y Ramos erráticos, solo Pepe se mostró solvente. No podía el Real Madrid elaborar jugadas y los de tres de arriba iban a lo suyo. Bale y Kroos las tuvieron, pero fueron blocadas cómodamente por Pepe Reina. No tuvo Keylor la misma suerte, ya que intervino bastante, a destacar su parada salvadora al saque de un córner.

…y obtiene su premio

Y fue justo cuando aflojó ligeramente el Nápoles cuando llegó su merecido gol. Buen pase de Hamsik para Mertens, que reafirmó, por si era necesario, su excelente olfato goleador con un zurdazo cruzado. Y cómo son las cosas. Tres minutos después, Cristiano mandaba al palo la ocasión más clara del Madrid hasta el momento. El Nápoles, lejos de amilanarse, siguió con las maquinaciones de su entrenador. Pepe se mostró providencial durante el último cuarto de hora (en el cual los napolitanos enviaron un balón al palo) acometiendo todas las embestidas. Llegaba con facilidad el equipo de Sarri al área. Con un Madrid gris y desastroso se llegaba a la segunda parte.

Los córners salvadores

Se reanudó el partido como acabó. Con un Nápoles enchufado. El problema era que ni en la peor pesadilla de cada uno de los napolitanos tendrían un destino tan cruel como sorprendentemente habitual. El Madrid empezó a reaccionar levemente. Eso le bastó para probar a Albiol y Koulibaly y forzar un córner.

Peligro. La cabeza de Ramos detecta la indicación del árbitro. Kroos centra desde la izquierda y remate inapelable del Camero. ¿Cuántas veces se ha repetido esta secuencia?
Todo ante la mirada de Reina, que poco pudo hacer salvo mirar.

Poco después el Madrid metió el gol que sentenció la eliminatoria. Jugada similar, salvo que el remate lo peinó hacia atrás Mertens en un intento de despeje. Despistó a Reina y acabó en el fondo de las mallas.

El Madrid duerme y mata el partido

A partir de ahí, los partenopeos bajaron los brazos. Ni Callejón, ni los muy participativos Hamsik y Mertens tuvieron claras ocasiones. Navas respiró tranquilo, aunque sufría cuando la pelota llegaba a sus pies. Casemiro, Modric y Kroos consiguieron dominar algo más el centro del campo con unos Diawara y Allan agotados. Benzema y Bale fueron cambiados. Desastroso partido de la BBC, especialmente del galo.

El Nápoles lo seguía intentando por inercia. De hecho, practicaban un buen fútbol los de Sarri, pero el Madrid ahora ya no cometía errores y estaba bien plantado.

Hubo tiempo para detalles significativos. Mertens reclamó dos penaltis, uno muy dudoso y el otro claro. El menudo jugador belga cayó en el área por empujón de Carvajal. Él envió a las nubes una magistral jugada individual con sombrero a Koulibaly incluido.

Ya en el tiempo de descuento, con un Nápoles exhausto, Morata aprovecharía un rechace de Pepe Reina a remate de CR7 para marcar el 1-3 definitivo.

Partido desastroso de un Madrid que se salvó por el hecho de serlo. Un resultado que no hace gala de lo visto en el campo, y que deja como perdedor a un Nápoles al que nada se le puede echar en cara.

Alineaciones:

Nápoles: Pepe Reina, Ghoulam, Albiol, Koulibaly, Hysaj, Allan (Rog, min.56), Diawara, Hamsik (Zielinski, min.75), Insigne (Milik, min.70), Mertens, Callejón

Real Madrid: Keylor, Marcelo, Ramos, Pepe, Carvajal, Casemiro, Modric (Isco Alarcón, min.80), Kroos, Cristiano, Benzema (Morata, min.77), Bale (Lucas, min.68)



Nacido el 16 de Julio de 2000 en Barcelona, Cataluña, España. Seguidor del Real Madrid y del fútbol en general. También me encanta el baloncesto.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *