Oda al fútbol del Betis y el Valencia

Oda al fútbol del Betis y el Valencia

Increíble partido el vivido esta noche en el Benito Villamarín, que pudieron presenciar casi 49.000 asistentes. Se presentaba un partido disputado con dos equipos con dinámicas positivas, dos entrenadores de prestigio cuyos equipos presentan estilos de juego atractivos. Cuatro años hacía que el Valencia no conseguía ganar en estadio bético y poco más de dos años hacía que el conjunto valencianista no se veía en la segunda posición de la clasificación.

En los primeros compases de la intensa oda al fútbol que nos han brindado los dos conjuntos, ambos han gozado de muy buenas ocasiones, pero en Valencia golpeó primero gracias a un córner rematado por Kondogbia, que suma su segundo gol esta temporada, lejos que amedrentarse el conjunto sevillano se lanzó a por el empate con un trabajo admirable de sus dos arietes, Sanabria y Sergio León que han hecho un partido descomunal, sin embargo el Valencia tiró de experiencia y puso pausa al partido esperando al pitido que indicase el final del primer tiempo, pero tras una múltiple jugada ofensiva del conjunto de la capital del Turia, el extremo portugués, Guedes, lanzó un terrible obús desde fuera del área que perforó la portería de Adán, colándose cerca de la cruceta. El Betis se iba al vestuario tras encajar uno de los conocidos goles psicológicos.

En la segunda parte los equipos volvieron a medir sus fuerzas de igual a igual, un combate cuerpo a cuerpo en toda regla, con dos centros del campo que luchaban por anularse mutuamente, hasta que en el minuto 64 Parejo botó un córner que remató Rodrigo Moreno al fondo de la red bética. Magnifica la racha del hispano-brasileño que ha marcado seis goles en sus últimos seis partidos, cinco en liga y otro con la selección española.

En uno de los cambios que hubieron en ambos conjuntos entró Santi Mina por Rodrigo, y precisamente el delantero gallego sería el artífice del cuarto tanto, en el minuto 74, tras una carrera a toda velocidad y dos recortes, que con parte de fortuna y gracias a un extraño rebote su lanzamiento se convirtió en una vaselina, que dejó al portero verdiblanco sin posibilidad alguna de atajar el balón.

Tras este último gol los aficionados locales empezaron a abandonar sus localidades presa del desanimo y de ver como el resultado era cruel con los esfuerzos de su equipo. El recién salido Joel Campell marcó el primer balón que tocó tras volver a pertenecer a la disciplina bética, algunos aficionados empezaron a reaccionar. Lo mejor estaba por llegar. Dos minutos más tarde Tony Sanabria obtendría el premio a su trabajo en el partido con un gol, la afición verdiblanca empezaba a soñar y a intentar llevar a sus jugadores en volandas hacía una noche épica.

Tan solo habían trascurrido tres minutos desde el último tanto, y otra vez un recién salido, Tello, marcaba de nuevo para dar una dosis de adrenalina al encuentro que enloqueció a todos los aficionados, los valencianistas veían como su ventaja se había casi consumido y los béticos se veían con opciones, y fruto de ello empezaron a corear el clásico “Sí se puede”. El Valencia cayó en una fase de desajustes defensivos e imprecisiones que hacía temer lo peor para los blanquinegros. Cinco minutos estuvieron contra las cuerdas, cinco minutos que se hicieron eternos.

Simone Zaza es un jugador de los que aparecen cuando el equipo más lo necesita, y llevaba todo el partido en una intensa batalla con los defensores, en cada carrera y en cada balón áereo. Esta vez, en el minuto 88 tras un rápido ataque valencianista recibió un balón y tras desechar a su marcador remató con un fuerte chut el balón al fondo de la red. El Valencia respiraba, y Zaza se lesionaba al marcar el gol. La afición bética con un comportamiento ejemplar, no escatimó en esfuerzo y alentó a su equipo valorando el terrible desgaste y el esfuerzo ofrecido sobre el césped.

Ya en tiempo añadido, por enésima vez un recién salido, Andreas Pereira pondría el definitivo 3-6 tras un fuerte disparo que se fue a la escuadra del arco defendido por el Betis.

El conjunto sevillano ganó en posesión del balón, córners botados, y en ataques. Por contra el Valencia ganó en conservación de balón y en remates a portería.

 



Sergio Hidalgo

Sergio Hidalgo. Alzira – Valencia - Melbourne, 1985. Director de XtremeFutbol. Orgulloso de ser profesor, redactor como forma de vida. Fútbol, innovación, pedagogía, marketing y felicidad. Doble o nada.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *