No mereció mayor premio

No mereció mayor premio
El Sevilla más espeso de la temporada se atasca ante un Leganés al que fue incapaz de poner contra las cuerdas en casi ningún momento del choque.

Segunda jornada consecutiva sin lograr el triunfo de un Sevilla que no mereció mayor premio en uno de sus peores partidos en lo que va de temporada, posiblemente el peor en el Sánchez-Pizjuán. El Sevilla, con muchas rotaciones en el once, no dio la talla a la hora de imponer la teórica superioridad que se le presupone ante un rival a priori inferior. Al conjunto nervionense, espeso en todos los sentidos, sólo le dio para empatar gracias a una acción individual de Stevan Jovetic. En la reanudación el equipo amagó con arrancar, pero aunque con más presencia que en el primer tiempo acabó cayendo en un juego demasiado previsible y fue incapaz de apretar como otras veces en el tramo final.

Con un once repleto de cambios, incluso con Walter Montoya, el Sevilla saltó al campo en uno de esos partidos calificados como trampa, con un rival que se juega la vida y el partido de la temporada a sólo tres días. El Sevilla mordió el anzuelo casi de principio a fin, protagonizando un choque falto del ritmo necesario para marcar la diferencia. Muy pronto, además, se puso por delante el Leganés, aprovechándose de una mala salida atrás de los locales. No despertaron los nervionenses con el gol e incluso el Leganés pudo hacer el segundo.

El Sevilla estaba roto, con una distancia insalvable entre la defensa y el centro del campo, casi imperceptible en el primer periodo. El balón nunca salía jugado y en los envíos largos casi nunca se imponían los locales. Era difícil esperar algo bueno antes del descanso, pero un arranque de genialidad de Stevan Jovetic supuso la igualada, tras ser asistido el montenegrino por Franco Vázquez.

Se iban al descanso los sevillistas con mucho premio, tal vez demasiado, pero con la convicción de que había que cambiar muchas cosas para llevarse el partido. Por lo pronto Sampaoli sacó a Nzonzi y Vietto por Montoya y Lenglet. Con el mediocentro francés en el campo el equipo lució más cohesionado y en los diez primeros minutos el dio la sensación de que podía engancharse al choque. Esos sin duda fueron los mejores momentos de un Sevilla que comenzó a trabarse conforme avanzó el reloj.

A veinte minutos del final, salió Iborra por Franco Vázquez, pero no cambió nada. El Sevilla quería, pero ni siquiera se acercaba. El empate resultó irremediable, porque el Leganés ganaba la mayoría de los lances y se jugaba casi a placer. Los de Sampaoli lo apostaron todo a varias jugadas a balón parado que ni se llegaron a rematar. El orden del Leganés y la poca precisión que exhibían los nervionenses hicieron imposible un choque donde ciertamente el Sevilla no mereció más de un punto.

FICHA DEL ENCUENTRO

1. SEVILLA FC: Sergio Rico, Mariano, Rami, Dani Carriço, Lenglet (Vietto, minuto 46), Pablo Sarabia, Kranevitter, ‘Mudo’ Vázquez (Iborra, minuto 69), Walter Montoya (N’Zonzi, minuto 46), ‘Tucu’ Correa y Jovetic.

1. CD LEGANÉS: IIago Herrerín, Bustinza, Mantovani, Siovas, Tito, Erik Morán, Rubén Pérez, El Zhar, Szymanowski (Machís, minuto 63), Gabriel (Insúa, minuto 90) y Guerrero (Luciano, minuto 67).

GOLES: 0-1, minuto 2: Gabriel. 1-1, minuto 42: Jovetic.

ARBITRAJE: González González, castellano-manchego. Cartulinas amarillas para Pablo Sarabia, Gabriel, Mantovani, Kranevitter y Rubén Pérez.



Álvaro Fernández

Álvaro Fernández Lara – Sevilla, 1994. Estudiante de Informática. Fútbol, Rugby, e-Sports, Familia y Amigos. Buscando hacer algo más grande.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *