Nahuel y la quinta velocidad del Betis

Nahuel y la quinta velocidad del Betis

El cambio de técnico posiblemente imprima al Real Betis un estilo bien diferente. Nadie puede dudar del trabajo de Merico que rescató al club de una situación turbulenta, pero Gustavo Poyet supone un salto competitivo.  Apostará por el 4-3-3 y pidió encarecidamente el fichaje de otro futbolista de banda que sea un plan alternativo a Musonda. Dentro de las variantes ofensivas, la inclusión de un delantero con movilidad y la importancia de jugar con extremos que lleguen frecuentemente al área son innegociables. Nahuel ha sido el elegido para ser uno de los futbolistas importantes con el objetivo de imprimir una marcha extra a la ofensiva del cuadro bético.

Nacido en Rosario, pero nacionalizado español ha tenido en el Villareal una plataforma de lanzamiento espectacular. Gracias la confianza de Marcelino ha sido importante en Copa del Rey, Europa League o en partidos de liga como visitante. Nahuel tiene una arrancada impresionante, buen manejo de balón y no exhibe el clásico egoísmo de los extremos. Posiblemente, uno de sus puntos a mejorar en el futuro consista en la capacidad goleadora. No obstante, Sanabria y Rubén Castro deben ser líderes en ese registro y necesitar pases de Nahuel para ganar partidos. La versatilidad del extremo supone una variante importante para su técnico que puede usar a Musonda y Nahuel en posiciones intercambiadas.

Formará parte de un centrocampista repleto de calidad e ilusión donde volverá a reunirse con Dani Ceballos. Su fichaje también parece ser un guiño al cambio de estilo planeado por el Real Betis.  Gracias a la presencia de Nahuel, los béticos tienen más posibilidades de llevar la iniciativa durante el partido y encerrar a su rival en el área. La experiencia bajo la disciplina de un conjunto que juega competiciones internacionales será beneficiosa por la madurez que puede aportar en el campo. Es la oportunidad idónea para cambiar rol secundario a protagonista de un club único en la liga española. También es cierto que la competencia de Joaquín puede incidir en tener un papel menos importante al principio de su andadura bética.

El futuro de Nahuel promete grandes alegrías a la parroquia bética. Velocidad endiablada en cada jugada, desborde y atrevimiento para eliminar rivales. Una joya del mercado codiciada por otros equipos, virtudes para que la hinchada bética se ponga en pie ante un futbolista tremendo. Todavía no ha cumplido 20 primaveras y la ayuda de un técnico experimentado como Poyet será fundamental para mejorar su visión de juego. Más que un fichaje representa un símbolo de la nueva era del Real Betis. Grupo de futbolistas menores de 25 años, rápidos, talentosos y con ambición para llevar al conjunto bético a las cotas altas de la clasificación.

 

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.