Mala jornada para el Club Pacense Voleibol

Mala jornada para el Club Pacense Voleibol

El Extremadura Hotel Río Badajoz empezó a creer tarde

Las dudas se comen una gran oportunidad

El Extremadura Hotel Río Badajoz jugó este sábado en Las Palmeras el decimocuarto partido de la Superliga 2 de voleibol frente al Universidad de Valladolid. El primer set fue testigo de las ganas con las que los chicos de Carlos Iglesias empezaron el partido; ambos equipos jugaron sin tapujos y de tú a tú, en un intercambio de golpes continuo. Hasta que, y como lleva sucediendo toda esta temporada, los pacenses empezaron a no creer y a acumular los fallos en la cabeza, dejándose llevar por ellos. 20-25 en el primer set y la sensación de haber dejado escapar una oportunidad.

En el segundo la tónica fue distinta. El Extremadura Hotel Río Badajoz no le puso las mismas ganas y los rivales aprovecharon sus oportunidades para marcharse en el marcador. Según transcurrió el set los locales pudieron acercarse más en el marcador y maquillarlo. 18-25 y la sensación en el ambiente de que iba a ser otra derrota como las anteriores.

Pero en el tercero la cosa sí que cambió. La intensidad, las ganas y el esfuerzo aportado por Ismael Pérez consiguieron convencer a sus compañeros y en un alarde de compañerismo y competitividad, aupados por el público que no cesaba de animar, consiguieron meter el miedo a los de Valladolid. Porque daba la sensación de que si se ganaba ese set, aun siendo el tercero, podía conseguirse la victoria. El final fue muy apretado y los pacenses tuvieron sus oportunidades. Pero parece que al Extremadura Hotel Río Badajoz se le ha olvidado ganar; volvieron las inseguridades tras un mal bloqueo, el nerviosismo aserió las caras de los jugadores y terminaron cediendo el partido por 23-25. En lo que fue el 0-3 definitivo.

 

Primera derrota del Extremadura Hotel Río Badajoz

Las mandarinas no se reconocieron en el campo

Las chicas del Extremadura Hotel Río Badajoz perdieron por primera vez esta temporada. Su rival, el Promesas San Marcos de Almendralejo se cobró la venganza del partido de la primera vuelta. Los dos primeros sets fueron para las locales, que compensaban sus fallos con aciertos aún mayores, pareciendo lo que han sido toda la temporada: imparables. Con el 2-0 el público estaba seguro de presenciar una nueva victoria. Pero el deporte es imprevisible. Los tres sets siguientes fueron un partido completamente distinto a lo visto hasta ese momento en esa mañana de domingo.

Las chicas del Promesas San Marcos se impusieron en el tercero con un contundente 15-25, dejando a las mandarinas pensando en qué había pasado: si habían perdido ellas el seto o se lo habían ganado. En el cuarto fue un set de toma y daca, con continuos intercambios de puntos. La igualdad fue tal que el resultado fue de 25-26 para las visitantes.

Las chicas de Ismael Pérez no eran las mismas de toda la temporada, las cosas no salían aunque se intentasen. El público intentó levantarlas con su aliento, y aunque la intención fue innegables por parte de las mandarinas, no se pudo conseguir. El quinto y definitivo set se cerró 9-15. Al menos las chicas del Extremadura Hotel Río Badajoz sumaron un punto, pero que no sabe a nada.

Departamento de Comunicación Club Pacense Voleibol



Guillermo Sánchez

Guillermo Sánchez Pérez ,Toledo, 1978. Me encanta el fútbol, y digo lo que pienso. España y el Real Madrid mi pasión. Casillas una leyenda. No aguanto las injusticias.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *