El Madrid salva los muebles ante un gran Espanyol

El Madrid salva los muebles ante un gran Espanyol

Partido discreto de los campeones de Europa, especialmente atrás. El Espanyol dio mucha guerra e hizo sufrir de lo lindo a Los Blancos. 1-0 y a otra cosa, y aunque el juego del Madrid no brilló, es el gol lo que resulta algo más preocupante

El Madrid empezó poniendo en peligro la portería de Diego López. Un chut de Isco tras centro de Odriozola en los primeros compases podría haber dado la ventaja al Madrid. Pero no fue así y el Espanyol se envalentonó a raíz de ese susto. Con una presión asfixiante y buena colocación, los de Rubi ponían en grandes problemas la circulación local. Le discutían la pelota al Madrid y buscaban las espaldas de Ramos y Varane.

Odriozola y Nacho se encontraron con mucho trabajo desde un principio gracias al gran planteamiento perico, que no les perimitía descansar en ningún momento. Las carreras incansables del joven vasco sin duda soprendieron al Bernabéu, que ve asomar un rival para el indiscutible Carvajal. Solo el genial cuarteto Asensio-Modric-Ceballos-Isco le permitía al Madrid controlar más el partido y respirar. Casemiro pudo marcar en un córner, y prácticamente en la jugada siguiente Courtois le negó el gol a Hernán.

Tras varios minutos de igualdad, y VAR mediante, llegaría el gol madridista. Buena jugada del Madrid en la que Modric intenta buscar a Asensio. El balón toca en varios jugadores blanquiazules y le llega al mallorquín en aparente posición dudosa, que bate a Diego López de forma excepcional. Mateu anuló el gol y alargó el suspense demasiado, pues el VAR mostraba claramente que era legal. Al final lo concedió y los jugadores marcharon hacia vestuarios.

Nada más reanudarse el encuentro, en una buena jugada entre Ceballos y Modric pudo llegar el gol de la tranquilidad para el Madrid. No obstante, el disparo del croata fue muy bien repelido por su ex compañero Diego López. Ramos estuvo a punto de tirar todo por la borda al prácticamente entregarle la pelota a Borja Iglesias, pero la vaselina del ex celtiña se estrelló en el larguero de Courtois, que estaba vendido tras el error de su capitán.

Ramos intentaría enmendar su error con un remate de cabeza tras centro con el exterior de Isco, pero Diego López frustró otra vez las ambiciones merengues. Lopetegui se desgañitaba en la banda ante la falta de concentración de alguno de sus jugadores y la poca atención en algunas acciones. El Espanyol dominó en el tramo final del encuentro, pero ni Granero de falta ni Baptistao pudieron hacer mella en un Madrid que acabó el encuentro sufriendo en demasía.



Nacido el 16 de Julio de 2000 en Barcelona, Cataluña, España. Seguidor del Real Madrid y del fútbol en general. También me encanta el baloncesto.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *