El Madrid exhibe pegada ante un Dépor que mereció más

El Madrid exhibe pegada ante un Dépor que mereció más

El Madrid salió de Riazor con una victoria bajo el brazo. Tras años siendo Riazor un campo imposible para los blancos, están demostrando que eso ya es agua más que pasada. Con 2-8, 0-2 y 2-6 como últimos resultados, el Real Madrid tiró de pegada para conseguir de nuevo una goleada en el feudo deportivista.

El Dépor aprieta

El Deportivo sorprendió al Madrid en los primeros compases del choque. Con un juego atrevido e incluso discutiéndole el dominio a los blancos. Los de Pepe Mel gozaron de buenas ocasiones para adelantarse en el marcador y hacían sufrir de lo lindo al campeón. No obstante, no fue la noche de Andone. El delantero rumano, referencia ofensiva del Dépor, le enseñó las garras al Real Madrid con dos mano a mano frente a Keylor. Se encargó el meta tico de cortárselas con dos buenas paradas. Salvó al Madrid, una vez más.

A partir de ahí, el Dépor aflojó y el Madrid dió un paso hacia delante. Dejó caer mucho el juego hacia banda derecha, donde Carvajal y Bale buscaban buenos centros al área, o en los pies de Modric e Isco, para que intentaran la individual.

Cantada a la gallega

El gol del Real Madrid llegaría con un error garrafal de Rubén. El portero no blocó un disparo de Modric desde fuera del área y dejó el balón prácticamente en los pies de Benzema. Con dificultades, el galo colocó un pase para que Bale marcara a puerta vacía.

El Dépor intentó reaccionar para enmendar el tremendo error de su guardameta, pero tanto Nacho como Ramos solventaron el poco peligro que hubo. Carvajal fue objeto de una brutal patada dentro del área merengue por parte de Bakkali. Solo quedó en amarilla, ya que el belga tenia toda la intención de golpear el balón, y no al de Leganés.

El Madrid no perdona

El siguiente gol del Madrid no se hizo esperar. Buen pase de Marcelo desde el sector izquierdo que remata casi sin oposición Casemiro. Últimamente, la escoba brasileña le está cogiendo el gusto a esto de marcar. Después de la alegría, llegó un susto. Carvajal y Luisinho chocaron con la rodilla, y parecía algo grave. Afortunadamente todo quedó en un susto. El Madrid siguió dominando el cuero y el Dépor buscaba el balón largo para Andone, que ya no pudo soprender a la defensa blanca como al principio.

El Real Madrid se fue al descanso con una cómoda ventaja gracias a su pegada. Los jugadores blancos no estaban dando lo mejor de sí, pero lo que dieron les bastó para realizar un buen juego y marcar dos goles. No está mal.

La lían, cada uno a su manera

El Real Madrid empieza la segunda parte intentando sorprender al contraataque, pero rápidamente pasa a dominar el encuentro. El Madrid bailaba al son de Modric, Isco y Marcelo, pero fue el croata el que más brilló en la reanudación. Protagonizó acciones individuales de mérito e hizo jugar a su equipo. En esas, se formó una tangana alrededor de Ramos y Schär, al cual agarró del rostro y empujó el capitán blanco. Pudo ganarse la roja perfectamente, pero el colegiado puso fin al conflicto con una amarilla a cada uno de los implicados.

El Deportivo se sacudió durante unos minutos el dominio blanco, que estaba siendo abrumador. Ramos salvó el gol de Andone tras salvar bajo palos un cabezazo del rumano. Cartabia cortó en la jugada siguiente un contraataque de Casemiro, a quien barrió desde el suelo. Le costó la amarilla al argentino.

El Madrid sentencia pero el Dépor no se rinde

Y el Madrid volvió a dar cuenta de su pegada. Buena jugada de Gareth Bale por la banda izquierda. El de Cardiff puso un gran pase atrás para que Kroos fusilara a Rubén. Era el 0-3 y el partido estaba sentenciado.

No se lo tomó así el equipo gallego, que se negó a bajar los brazos y a entregarse frente a su hinchada. Casi en la jugada consecutiva al gol, Guilherme estrello un balón el larguero que hubiera sido de entrar uno de los goles del año. El Dépor siguió batallando contra un Madrid que ahora mismo vive en una nube, y que buscaba el cuarto tirando de Asensio. El mallorquín dio un nuevo aire al ataque blanco y jugó para sus compañeros. Andone tuvo otra ocasión que blocó Keylor y Asensió por poco metió otro golazo, esta vez falta. Se encargó de evitarlo Rubén, que realizó una buena estirada. Antes de esto, Marcos Llorente debutó esta temporada en partido oficial. La presencia de Casemiro y la buena forma de Kovacic no le auguran muchos minutos.

Andone falla un penalti y Ramos la termina de liar

El equipo gallego gozó de una oportunidad de oro para maquillar el resultado tras un claro penalti de Carvajal. Andone la tiró fuera, para su desesperación y la de su equipo. No fue la noche del delantero, desde luego. Muy mal tirado el penalti. El Dépor dejó claro en esta acción su falta de pegada, y contra el Real Madrid, eso es derrota segura.

Hubo tiempo para la expulsión de Ramos (que antes el árbitro le perdonó) por un codazo a Borja Valle.

El Real Madrid se llevó los tres puntos gracias a su pegada y talento. Pero los jugadores no se esforzaron más de la cuenta. Fueron a ganar el partido y ya. El Dépor transmitió buenas sensaciones tanto en defensa como en ataque. Andone no tuvo su noche y el equipo de Mel pagó su ineficacia.

ALINEACIONES:

DEPORTIVO: Rubén, Luisinho, Sidnei, Schär, Juanfran, Guilherme, Mosquera, Borges (Adrián López, min.65), Bakkali (Bruno Gama, min.54) Andone, Fede Cartabia (Borja Valle, min.79)

REAL MADRID: Keylor, Marcelo, Ramos, Nacho, Carvajal, Casemiro (Marcos Llorente, min.72), Kroos, Modric, Isco (Asensio, min.66), Benzema, Bale (Lucas Vázquez, min.80)



Nacido el 16 de Julio de 2000 en Barcelona, Cataluña, España. Seguidor del Real Madrid y del fútbol en general. También me encanta el baloncesto.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *