La pelota parada depositó a Inglaterra en semifinales

La pelota parada depositó a Inglaterra en semifinales

Inglaterra vuelve a ser semifinalista de una Copa del Mundo después de 28 años. La última vez, en Italia 1990, fue eliminado en dicha instancia por Alemania. Esta vez, venció a Suecia sin transpirar demasiado y con su mejor aliado en Rusia: la pelota parada. Fue 2-0 y espera o por Rusia o Croacia, ya entre los 4 mejores del mundo.

Por la pelota parada, Inglaterra abrió el partido

El dominio inglés duró 90 minutos. Suecia nunca tuvo esa profundidad que precisaba para igualar el marcador. Mucho menos cuando las cosas estaban igualadas. El 0-0 duró 30 minutos y, hasta entonces, tampoco Inglaterra había hecho demasiados méritos para anotar. Pero el fútbol no es merecimiento, sino eficacia.

De un tiro de esquina, Maguire puso la cabeza y abrió el partido a los 30′. El 1-0 le pegó fuerte a Suecia y lo sacó de partido. Inglaterra dominó pero no profundizó, sabiendo que el encuentro estaba a su favor.

Así, finalizó el primer tiempo de un pobre partido.

Pickford, la gran figura del segundo tiempo

Suecia entendió su desventaja en los segundos 45 minutos y recién ahí se animó. Recién comenzada la segunda etapa, Berg cabeceó para la pimer gran atajada de Pickford. El arquero inglés tuvo una gran reacción para evitar el empate a los 5 minutos.

Inglaterra intentó animarse más y creó situaciones aisladas por medios de envíos al área. Llevó nuevamente a Suecia a su propio campo y así encontró aumentar el marcador. Centro de Lindgard y gran cabezazo de Dele Alli. El 2-0 se produjo 58′ y, con media hora por delante, generó tranquilidad en los británicos.

El partido se planchó y hubo tiempo para agigantar la figura de Pickford dos veces más. Primero, una gran jugada colectiva sueca que es definida en el punto del penal. El arquero del Everton reaccionó de gran forma contra su palo derecho. Luego, un disparo de Berg tras un centro que logró enviar al tiro de esquina por encima del travesaño.

Inglaterra hizo los deberes y llegó a semifinales sin transpirar mucho. Victoria, ajustada, ante Túnez. Goleada ante la débil Panamá y caída apretada ante Bélgica. Cayó en el “lado fácil” del cuadro y venció por penales a Colombia, para llegar a esta victoria ante Suecia. En semifinales espera por Rusia o Croacia. Londres fue una fiesta con la vuelta de su selección a instancias decisivas, después de muchos fracasos acumulados.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.