La cara oculta del Athletic

La cara oculta del Athletic

Una rivalidad que va más allá del césped

Durante muchos años el Athletic Club se nutre de canteranos de los equipos cercanos a su ciudad. Osasuna, Alavés o Eibar…pero sobre todo de la Real Sociedad.

La rivalidad va más allá de los terrenos de juego. Muchos aficionados se preguntan por qué se odia al Athletic en Donostia. La respuesta es muy sencilla. Por lo falsos que llegan a ser y por no ir de frente. Además de eso podríamos añadir el trato de favor de las instituciones, ¿cuánto dinero ha puesto el Athletic para la construcción del Nuevo San Mamés?

Pero en el artículo de hoy no quiero entrar en ese tipo de aspectos. Voy a centrarme en el tema de fichajes. Me parece lógico y comprensible que el Athletic se fije en los mejores jugadores de Euskadi, ya que no pueden contratar a futbolistas extranjeros por su famosa filosofía. Desde aquí me gustaría que algún gatito, uy perdón, león, me explicara, con pelos y señales en que consiste esa filosofía, ya que tenéis en vuestro equipo a un francés que ni siquiera se ha criado en Euskadi.

El Athletic se dedica a comer la cabeza a los familiares de los jugadores vascos más prometedores diciéndoles que los mejores jugadores tienen que jugar en Bilbao.

Relación Real Sociedad-Athletic Club

Parece que la relación entre ambos clubes cada vez es más fría. Y no me extraña. Las artimañas que utilizan desde Bilbao para intentar hacerse con los servicios de jugadores txuri urdines no se deberían tolerar.

El último caso es el de Mikel Oyarzabal. El joven es uno de los mayores talentos que han salido de Zubieta en los últimos años. A sus escasos 20 años ha conseguido ser pieza fundamental en el equipo, lo que le ha permitido debutar con la Selección Española Absoluta.

Oyarzabal renovó su contrato con la Real unos meses antes de finalizar la temporada pasada. El Athletic lleva año tras año tentando a Mikel, pero siempre se encontraban con la negativa del jugador.

Durante este mes el Diario Vasco dio a conocer el interés del equipo rojiblanco en abonar la cláusula de rescisión de Oyarzabal (40 millones). Hasta ahí lo veo todo muy lógico.

Pero vamos a lo importante. El Athletic antes de hablar con la Real Sociedad para comunicarle su intención de hacer frente a la cláusula de rescisión negoció directamente con el padre del jugador, que a su vez es su representante.

En esas conversaciones a espaldas de la Real el club rojiblanco ofreció al jugador un contrato muy suculento, 3´5 millones de euros por temporada. Casi nada. El Athletic es un club tan tan tan falso que vendió a la familia de Oyarzabal que firmaran ya el contrato con ellos porque tenían una buena relación con la Real y no iba a haber ningún problema. (Información del Diario Gara).

¡Falsos! Además de negociar a espaldas del club propietario del jugador, algo que está prohibido, afirman tener buena relación con la Real para así hacer que firmen el contrato con ellos.

A mi esto me toca mucho las narices. Si quieres un jugador habla directamente con el club que posee sus derechos, no vayas a comer la cabeza al futbolista y aun encima mintiendo.

Al parecer la Real Sociedad se enteró del interés del Athletic en Oyarzabal por un trabajador de la LFP, ya que el club de Bilbao preguntó los pasos que debía seguir para abonar una cláusula de rescisión.

El caso ha terminado con la renovación de Mikel Oyarzabal con la Real Sociedad hasta el año 2022. Situandole como uno de los jugadores mejor pagados de la plantilla. Además la cláusula de rescisión ha aumentado a 50 millones de euros, pero para nuestros queridos vecinos no serán 50, si le quieren tendrán que pagar 60 millones de euros.

Opinión personal

Estoy cansado de que se venda al Athletic como un club ejemplar. Son un equipo rastrero que son capaces de cualquier cosa para lograr su deseo, sea legal o no. Tiene que ser difícil ver como temporada tras temporada jugadores como Iñigo Martínez, Yuri, Illarramendi o Mikel Oyarzabal te dicen que no.

Me parece normal que no quieran ir a esa cárcel. Porque si, es una cárcel. Allí el jugador que no quiere seguir allí se ve obligado a salir por la puerta de atrás, como un rastrero que no siente los colores. O bueno, saltar la valla de Lezama para recoger sus cosas. Increíble.

En fin, una historia que se repite a lo largo del tiempo. Mientras nuestros buenos jugadores prefieren seguir aquí, los que no se van allí. Disfrutad de jugadores como Díaz de Cerio, Gorka Elustondo o Borja Viguera.

A seguir viviendo en los mundos de yupi, que nosotros seguimos a lo nuestro, evidenciando que para dar un salto en la carrera de un futbolista no hay que ir al Athletic, basta con rendir a gran nivel en la Real y algún día un equipo más grande que la Real se fijará en ellos.

Tengo muy claro que si yo fuera el presidente de la Real Sociedad rompería todas la relaciones con el Athletic.



Javier Ramón Eugenio

Javier Ramón Eugenio – Orihuela, Alicante – Director de elrincondelareal.com – Real Sociedad


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *