Irán ganó y sueña con la sorpresa en el Grupo B

Irán ganó y sueña con la sorpresa en el Grupo B

La apertura del Grupo B, donde está la selección española, era en San Petesburgo. Allí, Marruecos e Irán se medían cara a cara. Partido clave para ambos: si soñaban con clasificar, alguno debía quedarse con los tres puntos. Ninguno había hecho lo necesario para ganar, pero fue Irán, en la última jugada, el que lo ganó con una pelota parada.

Irán tuvo las más claras en un primer tiempo de ida y vuelta

El encuentro comenzó y Marruecos dominó al conjunto Iraní. Intentó hacer ancho el partido, con Amrabat parado en la línea, y Belhanda comandando la pelota. Así, con aproximaciones, parecía que se proponía un encuentro donde Marruecos podría dominar. A los 19′, la primer llegada fue marroquí. Un tiro de esquina, una serie de rebotes donde Benatia remató y el portero de Irán reaccionó de gran manera.

Apenas un minuto después, la réplica: una contra que Karim no define de la mejor manera y la defensa alejó el peligro. A partir de ese momento, Irán tomó el partido e intentó, con muy poco, llegar a la apertura del partido.

A los 30´una aproximación y a los 42′ la más clara: doble atajada del arquero marroquí ante un mano a mano y su posterior rebote. Con eso, la primera mitad de iba en un pobre 0-0.

La fortuna le sonrió a Irán en un segundo tiempo malo

La segunda etapa fue más choque que otra cosa. Con muchas interrupciones, ninguno generó lo necesario para quedarse con los tres puntos. La igualdad persitía y dejaba a ambos con chances prácticamente nulas para la clasificación.

Recién a los 80′ Marruecos se animó a más y tuvo una aproximación pero se encontró con una gran reacción del arquero rival. Luego, con empuje, lo continuó metiendo en su área, pero Irán se defendía, impidiendo situaciones claras de gol.

Y la jugada del partido llegó a los 90’+5′. Tiro libre para Irán. La pelota va al primer palo, donde Bouhaddouz puso la cabeza para mandar la pelota a su arco y, así, anotarse en propia puerta. A falta de 30 segundos, Irán lograba la segunda victoria en su historia en mundiales.

No hubo tiempo para más y se festejó como un título. Irán puede permitirse soñar con dar la gran sorpresa del Mundial. Con poco, tiene 3 puntos y, nuevamente, hace historia para la corta historia futbolística del país iraní.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.