Inmolación valencianista en Europa

Inmolación valencianista en Europa

Empate muy amargo cosechado por el Valencia C. F. en la tercera jornada del grupo H de la UEFA Champions League. Los suizos del Young Boys se hicieron fuertes tras el descanso y casi hacen trizas al equipo che.

Tras una derrota en Mestalla frente a la Juventus de Turín, y tras un empate sin goles en Old Trafford, el conjunto español viajaba a suiza para medirse al Young Boys suizo, un conjunto que pese a ser líder con una ventaja amplia en su liga domestica no se presumía rival para el Valencia. Nada más lejos de la realidad.

Tras un comienzo de partido bastante igualado, transcurridos veinte minutos el equipo che pisó el acelerador y por mediación de Batshuayi, que consiguió aprovechar un buen pase de Carlos Soler, anotó el primer tanto tras driblar un defensor. La defensa suiza se había mostrado endeble y poco veloz, a pesar de eso su mejor jugador, el diestro Mbabu, perforaba la banda izquierda valencianista en cada ocasión haciendo valer su poderosa zancada y su potencia física, sin embargo el jugador del Young Boys vio la tarjeta amarilla tras muchas protestas fuertes al colegiado, Ferrán Torres acusó el egoismo propio de un jugador joven que apenas goza de minutos e intentó finalizar una jugada desechando la oportunidad de servir el balón a un compañero para que solo tuviese que empujar el balón a la red. Con esto se finalizó el primer acto del encuentro.

Una vez retomado el partido, el Valencia parecía que se había quedado en el vestuario, y se mostró un equipo descorazado, con una alarmante falta de intensidad e inoperante. Un equipo fantasma. El Young Boys empezó a combinar, a tocar el balón, triangular, gustarse, y creció mucho, ganó mucha fe y cada intento de colarse en el área valencianista encontraba premio. Tan fue así que en una ocasión que no tenía un peligro flagrante, se produjo uno de esos penaltis que son tan claros como absurdos, de esta forma culminó su desastroso partido Dani Parejo. La pena máxima fue transformada por Horaru. A partir de ese momento en lugar de echar mano de casta y honor, el Valencia empezó a perder balones infantiles y el Young Boys convirtió el partido en un asedio a la portería defendida por Neto.

En los minutos finales el conjunto suizo pudo poner la justicia en el marcador y llevarse el partido, pero los valencianistas fueron bien vistos por la diosa Fortuna, y un balón que desvío minímamente por Neto dio en el poster derecho y cayó en las manos nuevamente del guardameta brasileño.

Así terminó el encuentro con un empate a nada, que aunque amargo fue un punto caído del cielo para los de Mestalla.



Sergio Hidalgo

Sergio Hidalgo. Alzira – Valencia - Melbourne, 1985. Director de XtremeFutbol. Orgulloso de ser profesor, redactor como forma de vida. Fútbol, innovación, pedagogía, marketing y felicidad. Doble o nada.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.