¡El vuelo de Las Súper Águilas de Nigeria da vida a Argentina!

¡El vuelo de Las Súper Águilas de Nigeria da vida a Argentina!

Las Súper Águilas de Nigeria se enfrentaban a Los Vikingos de Islandia, hace un par de semanas todos se imaginaban que este partido sería mera transición. La realidad es que Volgogrado fue el escenario, para los muchos ojos que se posaron su atención sobre el césped del Volgogrado Arena. ¿Quién hubiese predicho? El estadio del Rotor Volgogrado iba a ser decisivo para el futuro de una Argentina ápatica y desorientada, la orilla del río Volga haría de Oráculo de Delfos para determinar el futuro de la selección sudamericana.

Los dirigidos por Gernot Rohr salieron con el cuchillo entre dientes y a por Islandia, era su cartucho para avanzar de grupos. A la vez, tambien era la oportunidad de Islandia, su capitán Gunnarson parece un vikingo de dura mota y su técnico Heimir Hallgrímsson un apasionado, odontólogo de profesión que ha llegado tan lejos por la preparación y compromiso; veía esta como una portunidad de oro.

Islandia hiló pases cerca del área y obtuvó su recompesa, un tiro libre apenas a los 6 minutos, Sigurdsson fue el encargado y un disparo colocado acongojó al portero nigeriano Uzoho, mientras el estadio tomaba una fuerza de los dioses nórdicos, los aficionados islandeses aplaundían al unísono y hacían rugir las gradas. Parecían síntomas positivos para los islandeses, pero poco a poco Nigeria tomó confianza y arraigo su ataque por las bandas con Victor Moses por derecha y Brian Idowu por izquierda, alimenatando de balones a Iheanacho y Musa.

Nigeria dominó el primer tiempo, después de la avalancha vikinga de los primero minutos, Nigeria comenzó a tomar posesión y a atacar constantemente, pero sin más tiros que uno al arco en el primer tiempo. Por otro lado, Islandia atacó el arco directamente 3 veces en el primer tiempo, a pesar que tuviese menos posesión de balón.

Durante los últimos minutos del primer tiempo, Islandia comenzó a retroceder en su formación en el campo,  ambos parecían jugar al póker, ocultando sus cartas y Nigeria fijó jugadores en el ataque, comenzó a buscar las bandas para desbordar y crear una opción de gol. Pero el primer tiempo se iba con un igualado Nigeria 0 Islandia 0.

El segundo tiempo, determinaba el futuro de ambos equipos, con una expectante afición y audiencia, pendiente del desempeño de ambos equipos. Empezando, Etebo disparó duramente y Halldórsson contuvo. solo tres minutos después el héroe de siempre Ahmed Musa, controló un pase englobado y de pierna derecha venció el arco islandés. Nigeria explotaba en algarabía (los argentinos también) celebrando el primer gol de Las Súper Águilas en la Copa del Mundo, el tercero en el recorrido de Musa por las copas del mundo. Los islandeses veían desconcertados y no era para menos, con ese resultado, su futuro ahora no dependía enteramente de ellos.

Era un juego cerrado que Musa había roto, Islandia intentaba recapacitar del duro golpe, pero entre más comenzaba a ir hacía adelante, más le daba espacios a Nigeria. Al minuto 75′ esos espacios fueron aprovechados por un jugador ¿quién más? Ahmed Musa corrió galopante y supero a Kari Arnason y venció nuevamente a Halldórsson después de desparramarlo en el camino. Musa lubricaba otra actuación deslumbrante, dos goles, más que decisivos que resonaban hasta la Patagonia.

Islandia, comenzó a ser más incisivo y en una jugada que el árbitro había determinado como saque de meta. Al minuto 80, el VAR daba una oportunidad de descuento para los vikingos, penalti para Islandia. Finnbogasson fue derribado dentro del área y el vídeo arbitraje se encargaba de dar justicia. Sidgurdsson era el encargado de patear, tomó distancia y apunto su mirada al lado superior izquierdo del portero. Tomó carrera y acercó demasiado su pie izquierdo al balón, golpeándolo muy bajo y elevando el tiro por encima del arco. Nigeria se salvaba (Argentina también).

https://sbisoccer.com/2018/06/must-see-goal-ahmed-musa-opens-scoring-for-nigeria

Ahmed Musa de Nigeria celebra su gol contra Islandia.

Como un balde de agua fría fue el tiro de Gylfi Sidgurdsson para Islandia, su ánimo decayó, mientras los pocos minutos se consumían. Nigeria elevaba oraciones de agradecimiento al cielo e Islandia taciturna baja la mirada con su mente puesta en Rostov y en la selección de Croacia. Nigeria vencía 2 a 0 a Islandia, dándose vida así misma, Islandia ya no dependía de sí para avanzar. Musa es ídolo argentino hoy, será enemigo el martes en San Petersburgo cuando enfrenten a Argentina. La vida en el fútbol es rocambolesca. lo que hoy son alegrías mañana son tristezas. Un empate no basta para nadie, todos Nigeria, Islandia y Argentina deberán salir a ganar, si quieren seguir en La Copa del Mundo.



Carlos Medrano

Salvadoreño-Estadounidense, escribo poesía por pasatiempo; sigo el fútbol, baloncesto, tennis y rugby. Mis equipos: CD FAS y LA Lakers. Escribo columnas referentes a Sevilla FC y Girona FC.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *