El ‘milagro del VAR’ y una genialidad de Aspas salvan a España

El ‘milagro del VAR’ y una genialidad de Aspas salvan a España

ESPAÑA 2-2 MARRUECOS

 

Una España gris y desdibujada bendice al VAR que concede un gol dudoso de Aspas y a la vez pita un penalti a favor de Irán contra Portugal que nos hace pasar como primeros. (FOTO: Fifa.com)

DANIEL ORTE RAMÍREZ | @danielortezgz

Como si se tratase de la liga de 2007, Iago Aspas se disfrazó de Tamudo para clasificar a España como primera de grupo y poder así medirse a Rusia este próximo domingo en los octavos de final del Mundial, pese a firmar un triste empate a dos goles ante una Marruecos ya eliminada.

Los marroquíes, que hasta el pitido inicial no habían anotado ni un solo tanto, no perdonaron los errores de bulto de los españoles, quienes fueron agraciados por el VAR tanto en el Arena Baltika de Kaliningrado como en el Mordovia Arena para quedarse con un primer puesto que pareció durante minutos muy lejos.

Pintaba mal la cosa para los nuestros, quienes muy nerviosos y atenazados durante todo el partido, mostraron una imagen deplorable, paupérrima y a veces vergonzosa, andando por el campo y sin ideas frescas en la zona ancha del terreno de juego. Enfrente, una selección marroquí con mucho ímpetu y ganas de demostrar que su buen papel en cuanto el juego, merecía algo más que la buena crítica del respetable. Tanto ímpetu fue lo que llevó a rozar la violencia en algunos lances del partido a los ‘Leones del Atlas’, quienes se encontraron, a los 14 minutos, con un gol tras un fallo impropio de benjamines del capitán Ramos (otro más) dejando el balón muerto a pies de Boutaib quien condujo la pelota hasta los albores del área para batir a un impotente De Gea.

Pero España no se amilanó, ni mucho menos. Tras encajar el gol se creció, de manos de un espectacular Isco (de lo poco salvable de la selección) y con la calidad en cuentagotas de un apagado Andrés Iniesta. Precisamente en una combinación de ambos magos llegó el empate español. Pase en profundidad de Thiago para el manchego quien con un excelente pase con el exterior dejaba al malacitano franco frente al portero para batirle por alto y llevar la tranquilidad al banquillo español.

Pero fue un espejismo, ya que apenas cuatro minutos después, de nuevo un error defensivo de los nuestros en un saque de banda intrascendente de los africanos, a punto estuvo de convertirse en el segundo gol marroquí, pero De Gea salvó el mano a mano pudiendo al fin, saborear su primera parada en el Mundial 2018. ¡Que ya era hora!

Marruecos entró en una fase de dureza inexplicable (estaban ya eliminados) y plantearon un partido excesivamente duro; especialmente Amrabat, lo que unido al golazo que acababa de marcar el ex barcelonista Ricardo Quaresma en Saransk complicaba seriamente las cosas.

Y es que en esta primera mitad, apenas hubo un par de acercamientos sin aparente peligro de Diego Costa; no llegando a conectar bien en la primera ocasión y llegando tarde en un pase de la muerte en la segunda. Fueron los únicos acercamientos de España hasta llegar al descanso con medio jarro de agua fría.

En la segunda mitad, España adormeció el partido, llegando incluso a ser tedioso por momentos, Mantenían el control del juego, sí, pero de forma totalmente inerte. Isco se disolvía como un azucarillo en un café caliente, y a España le costaba llegar a la portería de un intrascendente Munir. El portero suplente del Numancia apenas tuvo que intervenir durante todo el encuentro.

Fruto de este adormilamiento, Marruecos se creció, y a punto estuvo Amrabat de adelantar a los suyos estrellando un misil en la cruceta derecha cuando De Gea ya había sido nuevamente superado.

Movió el banquillo Hierro, dando entrada a Aspas y a Asensio por Thiago y Diego Costa respectivamente, y recolocó en el centro del campo a Silva junto a Iniesta para formar el nuevo trivote junto a Busquets; mientras que Isco y Asensio partían desde los costados.

Entonces fue cuando volvió a aparecer Isco, quien a punto estuvo de marcar de cabeza tras un centro de un irregular Carvajal desde banda derecha, pero Saiss sacó bajo palos el remate del jugador de Arroyo de la Miel. En el córner, Piqué remató fuera cuando todos estábamos cantando ya el gol.

Quien sí que cantó gol fue En-Nesyri. El delantero del Málaga, le ganaba la partida a Ramos en la salida de un córner y adelantaba a los suyos. Otro jarro de agua fría para España; quienes veían que acababan de encajar su quinto gol en el Mundial tras apenas recibir seis disparos en el torneo. Hierro metió a Rodrigo a la desesperada por un desaparecidísimo Silva, para tratar de empatar el partido.

Y fue entonces cuando las miradas se giraban hacia el Portugal – Irán. El VAR concedía un penalti a los iraníes, quienes anotando el gol podrían dejar a España fuera del mundial en caso de que Marruecos, muy superior hasta ese momento, hiciese el tercero.

Pero no hubo tiempo a suspicacias. Antes de que se lanzase el penalti, Aspas anotaba el 2 a 2 pero el tanto fue anulado por posible fuera de juego. De nuevo se acudió al VAR, y mientras Irán anotaba su empate, el video arbitraje nos concedía nuestro tanto. Fin del suspense. No sólo no estábamos fuera, sino que pasábamos de primeros. El milagro del ‘Tamudazo Aspas’ y del VAR, nos dan la posibilidad de seguir soñando con nuestra segunda estrella; aunque nuestro juego y nuestra defensa nos sigan generando muchísimas dudas

 

FICHA TÉCNICA

ESPAÑA (2) – De Gea; Carvajal, Ramos, Piqué, Jordi Alba; Busquets, Thiago (Asensio, min.74); Silva (Rodrigo, min.84), Iniesta, Isco; y Diego Costa (Aspas, min.74).

MARRUECOS (2) – Munir; Dirar, Saiss, Da Costa, Achraf; Belhanda (Fajr, min.63), El Ahmadi, Boussoufa, Amrabat, Boutaib (En-Nesyri, min.71) y Ziyach (Bouhaddouz, min.85).

GOLES

0-1, minuto 14. Boutaib.

1-1, minuto 20. Isco.

1-2, minuto 80. En-Nesyry.

2-2, minuto 92. Aspas.

 

ÁRBITRO: Ravshan Irmatov (Uzbekistán). Amonestó a El Ahmadi (min.21), Amrabat (min.29), Da Costa (min.31), Boussoufa  (min.31), Munir (min.88) y Achraf (min.93), por Marruecos.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la tercera jornada del grupo B del Mundial 2018 disputado en el Arena Baltika de Kaliningrado ante 33,973 espectadores.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.