Superioridad sin brillo

Superioridad sin brillo

Los de Valverde se traen un punto del Pireo. Un punto que a pesar de haber demostrado una clara superioridad nuevamente volvió a aburrir. Como en Bilbao. Por qué ante nosotros tenemos un nuevo Barça más resultadista. Un Barça más “eficaz”. Tras toparse ante un imperial Proto, el Barcelona tendrá que esperar una jornada más para certificar la clasificación a la siguiente ronda de la Champions League.

Superioridad azulgrana ante un Proto iluminado

Ambientazo en un Karaiskakis completo hasta la bandera. El equipo griego, si bien no creó casi oportunidad alguna ante Marc-André Ter-Stegen. Respondió de manera brillante ante su afición, sobre todo en defensa. Dónde destacó un iluminado Proto.

Ni los regates, ni esos arranques diferentes, ni esos pases o faltas de fantasía filtrados por Leo lograron sacar al Barcelona de una nueva versión. Una más triste que en años anteriores. por qué el equipo azulgrana no maravilla allá dónde va. El Barça se ha convertido en un equipo resultadista, en un equipo oportunista.

Superioridad apabullante pero una vez más no hubo rastro alguno de aquel equipo luminoso. Tampoco esa versión de “contra ataque” que se vio durante un tiempo en la etapa de Luis Enrique. Esto es otro Barça. El Barça de hoy día podría compararse con un “circo” con un único acróbata y mucho relleno. No divierte pero su pase a octavos es un hecho real.

Los resultados están de cara al equipo dirigido por Valverde y eso es tan evidente como la falta de socios al lado del astro argentino. Con Luis Suárez en baja forma física y Dembelé lesionado, todas y cada una de las jugadas pasan por las botas del diez.

El Olympiakos por su parte (sin arriesgar) se mostró guerrero, seguro en su campo. Sobre todo mediada la segunda mitad en defensa y se acercó alguna que otra vez a la portería defendida por Ter Stegen. Pero el empate fue fiel reflejo de lo mostrado en el terrreno de juego. Por qué el Barça no brillaba y el Olympiakos merodeaba.

Elabdellaoui respondió con una rápida carrera por la que los del Pireo pidieron penalti. Pero el partido se fue al descanso como llegó, de un suspiro.

Un arreón que no sirvió de nada

Pues si, el Barcelona lo intentó, pero sin éxito alguno. Messi apareció como siempre. Pero lejos quedaban aquellas jugadas maradonianas que acaban en gol, Proto destacaba, pero aparecía menos.

Luego está el caso de Luis Suárez, más grave de lo que parece. El Uruguayo muy lejos del de su estancia en Liverpool, Ajax o no hace tanto tiempo en Barcelona acumula más de dos años sin marcar fuera de casa en competición europea. Sacó de la manga su golpeo de exterior pero era la tarde de Proto. No más tarde el travesaño repelió una nueva ocasión clara del Uruguayo.

Pero dentro del absoluto hubo algún claro que el Olympiakos aprovechó. Fourtounis se metió en la defensa del Barça superando a una desentendida pareja de centrales formada por Mascherano y Umtiti pero Ter Stegen no dio cabida a la sorpresa.

Messi pudo desestabilizar la balanza en favor de los suyos tras un pase de Luis Suárez pero el balón acabó fuera de la portería. Con Sergi Roberto lesionado. Valverde dio entrada a Deulofeu para dar frescura al ataque pero hoy era el día de un hombre llamado Proto.

Con un Barça volcado en ataque, Proto sacó una mano salvadora pero se quedo en eso. El empate no se movería del marcador en lo que fue la vuelta a la que no hace muchos años fue la casa de Valverde ni el Barcelona lograría mostrar un fútbol más alegre. Un partido correcto en el que el Barça fue nuevamente un equipo superior a su rival, pero un equipo de hechos, un equipo oportunista, que ni un buen Messi fue capaz de sacarle jugo alguno.

El Barcelona volvió a aburrir, Messi continúa brillando.

Sígueme en @Sapo32 y sigue toda la actualidad deportiva en @XTREMEFUTBOLcom.



Carlos Yago Granell

Carlos Yago Granell, Valencia, 2000. Me encanta el fútbol, mi pasión? el Levante, seguidor de la NBA, mejor dicho de los Cavaliers, Lebron? mejor jugador del mundo, en mi tiempo libre juego al basket en el Valencia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *