Cuerpo a cuerpo en el Real Madrid – Valencia

Cuerpo a cuerpo en el Real Madrid – Valencia

Gran partido el vivido esta noche en el Santiago Bernabéu, con un estadio prácticamente lleno a pesar de que el horario no era el más propicio. El Real Madrid llegaba tras cosechar la victoria en la primera jornada de liga y conquistar tanto la Supercopa de Europa como la de España, si bien es un equipo que juega casi de memoria y que se gusta con su estilo de toque, se trata de actualmente el mejor equipo del mundo, le pese a quien le pese. Por su parte el Valencia llega con un aire renovado y fresco, que hace recordar al Valencia pretérito que tanta gloria trajo a la ciudad del Turia, con Marcelino García al timón el equipo ha asumido unos mecanismos y una forma de juego que seduce y gusta, sin embargo no ha había sido probado en competición ante rivales de entidad hasta la noche de hoy.

El Real Madrid empezó queriendo el balón y con los jugones de Kroos y Modric en la sala de máquinas confiándose al olfato goleador de Bale, Benzema y Asensio, sin embargo a pesar de dominar ligeramente la posesión no se sentía cómodo sobre el terreno fruto del asedio ofrecido por la medular valencianista que salía con una ambición ejemplar, en los primeros minutos el recién incorporado al conjunto ché, Kondogbia, se mostró algo falto de ritmo, pero tras los primeros compases el francés sacó pecho y demostró que está donde quiere estar, y que de esto de jugar al fútbol sabe un rato, abarcó campo, recuperó balones, subió al ataque y lucho en cada balón aéreo con su corpulencia, además en la segunda parte obtuvo el premio del gol. Vayamos por partes.

Asensio, ese joven jugador mallorquín que no es el futuro, sino la realidad del futbol español, sigue creciendo a pasos agigantados y fruto de una pérdida de balón un poco reprochable, hizo un pequeño eslalón y batío a Neto, portero del Valencia con un golpeo seco de balón desde fuera del área que entró unos 20 centímetros por encima del verde, el portero brasileño ni siquiera se movió.

El Valencia no perdió la cara al partido y ofreció una lucha sin tregua en cada balón, tan solo ocho minutos después del gol inicial una jugada de esas marca de la casa, en las que tanto insiste Marcelino culminó con un fantástico gol de Carlos Soler, en una jugada trenzada junto con Lato y Gayà, la cantera valencianista ha llegado para demostrar su potencial en la élite.

La primera parte se vivió de forma trepidante con ocasiones en ambos bandos, si bien es cierto que las más claras fueron para el equipo local, especialmente de Benzema que se mostró errático una y otra vez, otro que tampoco estuvo nada fino en la presente noche fue el galés Garth Bale.

Una vez reanudado el partido, siguieron los intercambios de golpes, no faltos de polémica en ambas áreas, si bien es cierto que quizás las jugadas en el área del Real Madrid fueron algo más claras y el colegiado podría haber señalado el punto fatídico en algún momento. Casemiro se empleó con dureza.

El partido estaba demostrando que este Valencia ha florecido, y que sabe jugar con y sin balón, que sabe darle sentido al juego, y que los jugadores están muy centrados, y por ello llegó el colofón con el gol de Kondogbia que se coronaba lejos de la ciudad de su equipo, en Valencia tienen un nuevo gladiador digno de llevar el murciélago en el pecho.

El Real Madrid tiró de oficio y se lanzó a presionar al Valencia muy arriba, generaba una gran cantidad de ocasiones pero no llegaba a cristalizar, en ocasiones por demerito de los delanteros y en otras por mérito de Neto, que mostró un buen repertorio de paradas, pero justo volvió a aparecer él. Asensio. Otra vez. Esta vez a balón parado, tomó el balón y lo lanzó por el palo del portero que no vio el balón entre una maraña de jugadores, además su mala colocación le pasó factura.

Aquí acabaron las formas y el partido en sus minutos finales se volvió una lucha sin cuartel donde ambos equipos pudieron llevarse la victoria, a decir verdad, el Real Madrid tuvo más ocasiones pero Zaza tuvo una ocasión a pase de Santi Mina, que acaba de entrar, prácticamente solo ante el portero, pero el delantero italiano se durmió y desaprovechó la ocasión. En estos minutos finales el árbitro mostró cuatro cartulinas, el partido se estaba recrudeciendo y había que darle pausa.

El Real Madrid presionó y buscó la victoria de forma vehemente hasta los últimos segundos, pero un Valencia sólido con una pareja de centrales formada por el recién incorporado a la disciplina valencianista Murillo y el retornado Vezo, no dieron demasiadas concesiones.

En fin, ha sido un partido digno de lo que se espera de un enfrentamiento entre Real Madrid y Valencia, donde los dos equipos han mostrado sus credenciales y su oficio.



Sergio Hidalgo

Sergio Hidalgo. Alzira – Valencia - Melbourne, 1985. Director de XtremeFutbol. Orgulloso de ser profesor, redactor como forma de vida. Fútbol, innovación, pedagogía, marketing y felicidad. Doble o nada.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *