Crónica de la derrota del Real Madrid ante el Athletic de Bilbao (1-0)

Crónica de la derrota del Real Madrid ante el Athletic de Bilbao (1-0)

Con el resultado 1-0 del Athletic de Bilbao ante el Real Madrid ya cinco las derrotas del conjunto blanco en el Campeonato Nacional de Liga en lo que llevamos de temporada. Esta derrota significa que el Real Madrid puede ser desplazado del primer puesto en la tabla de clasificación si, mañana domingo, el Barça gana al Rayo Vallecano.

El Atletic de Bilbao jugó este partido con la moral muy alta después de vencer al Espanyol en semifinales de la Copa del Rey en el partido que disputó esta semana.

El Athletic, realizó dos disparos a portería en todo el partido, uno de ellos se materializó en gol con un cabezazo de Aritz Aduriz en el minuto 26 a pase de Mikel Rico; es su gol número 18 de la temporada, el otro disparo golpeó en el poste de la portería de Casillas.

El Real Madrid ha realizado un mal partido principalmente en la primera parte, con un abuso en exceso de los pases horizontales de sus tres centrocampistas Isco, Kroos e Illarramendi, utilizando muy poco los pases verticales hacia los delanteros y así generar peligro a la defensa del Athletic de Bilbao. También estuvieron poco acertados en los pases en largo que practicaban con excesiva frecuencia. En general el Atletic de Bilbao estuvo muy cómodo en esta primera parte.

En la segunda parte el Real Madrid jugó un poco más rápido y generó más peligro en la portería de Gorka Iraizoz, con siete disparos a puerta, pero no ha tenido fortuna de cara a la portería rival.

Gareth Bale que fue el jugador de ataque del Real Madrid que más peligro generó en todo el partido con numerosas internadas tanto por banda derecha como por banda izquierda, en el minuto cuatro de la segunda parte creó una jugada brillante engañando a su rival por banda derecha y sirviendo un centro con la pierna derecha, que a punto estuvo de acabar en gol, fue desviado por  el portero cuando Cristiano Ronaldo estaba preparado para golpear a portería.

Carlo Ancelotti realizó los cambios entrando en el campo Jesé por Illarramendi, quitando a un centrocampista, que hasta ese momento era el mejor jugador del Real Madrid en esa línea del campo, por un extremo-delantero y pasando del 1-4-3-3 al 1-4-2-4, con Gareth Bale en banda izquierda y Jesé en la banda derecha quedando Cristiano Ronaldo y Benzema de únicos delanteros. En el minuto 75, Kroos es sustituido por Lucas Silva y a pocos minutos para el final del partido, Benzema es sustituido por Chicharito.

En el minuto 85 del partido se originó la jugada más espectacular del partido con Gareth Bale que estaba ahora jugando en banda izquierda a punto estuvo de marcar un gol extraordinario desde los 45,72 metros, pero el balón golpeó en el poste y se fue la posibilidad de que el Madrid pudiera empatar el partido.

@AnanaeB11.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *