Cardiff, el próximo destino de Juventus

Cardiff, el próximo destino de Juventus

Estaba todo encaminado tras el 0-2 en el Principado. La Juve buscaba pisar Cardiff con ambos pies. Para eso, debía mantener lo hecho en suelo francés. Y vaya que lo hizo. Le bastaron 45 minutos para cerrar la serie y sacar pasaje rumbo a Gales. Dani Alves, la gran figura de la serie.

Selló la clasificación en 45 minutos

Transpiró medio partido. Jugó con el resultado logrado en Monte Carlo y hoy puede festejar. Hay que recordar lo sucedido hace una semana. Higuaín, en dos ocasiones, había sellado el 0-2 como visitante. Ahora, en Turín, debía mantener lo hecho aquél día.

El partido comenzó son demasiada acción. Mónaco, por obligación, un poco más punzante, atacando a su rival. Pero sin dañar a Buffon. A pesar de intentar acortar las diferencias, nadie llegaba con gran claridad.

Las primeras llegadas de peligro fueron locales. Higuaín y Mandzukic quedaron mano a mano con Subasic, pero no lograron abrir el partido. Además de eso, Khedira se retiró con una molestia en su pierna y espera estudios para saber la gravedad.

De todas formas, a pesar de haber desperdiciado dos situaciones claras, llegará el gol. Dani Alves y un centro medido para Mandzukic. El cabezazo que logra parar Subasic, pero el rebote fue del croata. Definió sin un defensa de por medio y marcó el 1-0 a los 33′.

Luego de abrir el partido, Mónaco volvió a intentar empatar pero no logró vulnerar la valla de Buffon. Del otro lado, Dybala perdía una clara situación de aumentar ante Subasic.

Pero a pesar de fallar situaciones, llegaría el segundo. Tras un rechazo con los puños del portero visitante, Dani Alves dibujó una pintura. La dejó caer y le pegó antes de que pique. La pelota se metió como una bala y chocó en la red. 2-0 a los 45′ y serie cerrada.

Mbappé descontó pero el camino a Cardiff era negro y blanco

A pesar de intentar, todo era lejano para el Mónaco. Debía anotar 4 tantos para estar en Cardiff. Y parecía complicado, o imposible.

La segunda mitad pasó desapercibida para el ataque local. Apenas llegó ante Subasic, que fue un espectador más. No fue lo mismo para Buffon. El italiano tuvo más acción y tapó un mano a mano claro ante Mbappé.

De todas formas, el francés tendría revancha. Recibió un centro bajo y definió casi en la línea del arco. Sobre el minuto 69′, Mbappé descontaba y ponía el partido 2-1 para la Juve.

Lo que siguió del partido fueron peleas de Glik con los delanteros locales. El defensa buscó llevarse una roja del rival, pero no lo logró.

Con este resultado, la Juve llega a su novena final de la Copa de Campeones y UCL. Mónaco, se quedó en las puertas, tras una gran temporada. Cardiff ya tiene un finalista, mañana el otro saldrá de Madrid.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *