Bronca y minuto de infarto en el Villamarín

Bronca y minuto de infarto en el Villamarín

Partido extraño en el Villamarín. Un equipo que llegaba en racha como el Girona y otro como el Betis que necesitaba lavar su imagen tras encajar un 5-0 en tierras vascas. Béticos enfadados incluso cuando no era habitual estarlo y un Girona que como siempre juegue contra quién juegue, se mostró sólido.

Inicio frenético

Empezó el Girona presionando mucho al Betis, que intentaba llevar el tempo del partido, sin mucho éxito. Ninguno de los dos equipos dominaba el encuentro. Los carrileros catalanes hacían sufrir a la zaga verdiblanca, que iba cediendo más balón a medida que pasaban los minutos. Imprecisiones en ambos equipos, pero mayor rendimiento ofensivo del cuadro geronense debido a Aday y Maffeo, los dos puñales de Machín.

La primera ocasión del partido fue catalana. Pérdida de Durmisi ante Maffeo en banda izquierda, que cedió para Portu. El murciano no se lo pensó dos veces y se sacó de la manga un fuerte chut, que fue bien repelido por Adán.

El Betis pudo deshacerse de la presión rojiblanca en el minuto 15 tras una buena combinación en el centro del campo que dejó a Guardado mano a mano con Bonou. Achicó bien el internacional marroquí ante el jugador bético, que no daba crédito a la ocasión desperdiciada. Joaquín la tuvo de falta en la jugada siguiente, pero se fue desviada.

Buen momento verdiblanco y Bonou salvador

Aday y Maffeo intentaban nutrir de centros a Stuani, la indiscutible figura goleadora de su equipo, sin demasiado éxito. El Betis iba mejorando a cada minuto e iba encerrando progresivamente al Girona. Durmisi gozó de una buena ocasión durante el mejor momento del Betis en el partido, pero volvió a aparecer Bonou en dos tiempos.

El equipo de Setién se convirtió en un vendaval ofensivo durante diez minutos. Guardado intentó aprovechar el viento favorable y por poco marcó de vaselina tras una buena dejada hacia banda izquierda de Boudebouz. Se marchó rozando el largero.

No obstante, el mexicano demostró una vez más que lo que mejor se le da es crear y no destruir. Pase extraordinario para Sergio León, de esos que solo él puede ver, pero no lo aprovechó el andaluz ante Bono, que volvió a salvar a su equipo.

El Girona nunca se despista

Pero no se puede perdonar en esto que es el fútbol. Cabezazo de Stuani buscando a Portu. El balón no era bueno, pero Amat falla de forma cómica en el despeje y el delantero murciano bate a Adán por bajo. Minuto 46 y a vestuarios.

La segunda parte empezó con un Betis que aún se estaba recuperando de tremendo golpe pero que dominaba el cuero, y un Girona que seguía con un guión parecido al de la primera mitad. La entrada de Douglas Luiz dio un poco de oxígeno en el centro del campo a los de Machín. Partido para olvidar de Timor, siempre incómodo con y sin balón.

Adán salva a los suyos y la afición se impacienta

Aday y Maffeo, incansables, gozaron de una doble oportunidad ante Adán con dos misiles, pero el guardameta del Betis lo solventó con dos excelentes paradas. Era el minuto 62, y el 0-2 parecia cuestión de tiempo. Setién se la jugó sacando a dos delanteros como Sanabria y Tello, pero no dio sus frutos ( de momento).

A partir de aquí el partido se entorpeció y no hubo ocasiones destacables, salvo un misil de Borja García que apunto estuvo de soprender a Adán en el 70. La afición bética estaba muy enfadada con su equipo, más por el 5-0 de Ipurúa que por este partido, y los verdiblancos no creaban ocasiones, solo Durmisi lo intentaba de vez en cuando.

Marca Guardado, pero Portu hace lo propio

Y no seria el buen juego del Betis lo cambiaría el resultado, sino una acción aislada. Falta peligrosísima de Granell al borde del área rojiblanca. Guardado aprovecha marcando un golazo por toda la escuadra y el Betis revivía. Los de Setién se fueron arriba tras el gol en el minuto 85 pero el Girona seguía creando sensación de peligro.

En una contra tras casi diez minutos de incertidumbre, Portu aprovechaba un error de Durmisi para marcar el 1-2 a falta de un minuto para el final. Minuto 93 y partido sentenciado. ¿O quizás no?

Tello revienta el partido

Sacaba rápidamente el Betis, que con un centro al área a la desesperada, propició una buena jugada de Tello. El catalán disparó raso y nada pudo hacer Bonou. Mezcla de emociones en el Villamarín al hacer un paréntesis para cantar gol. Y digo paréntesis porque el famoso “Jugadores, mercenarios” se dejó oír con fuerza en el feudo verdiblanco, antes y después del empate de Tello.

En definitiva, empate justo por lo visto en el campo, aunque Machín y su cuerpo técnico no sepan aún que paso en el 94. Minuto de infarto y reparto de puntos.

 

Alineaciones:

Betis: Adán, Durmisi, Tosca, Amat, Rafa Navarro (Fabián, min.82), Javi García, Camarasa (Sanabria, min.61), Guardado, Boudebouz (Tello, min.61), Sergio León, Joaquín

Girona: Bonou, Muniesa, Juanpe, Ramalho, Aday (Mojica, min.65), Granell, Timor (Douglas Luiz, min.54), Maffeo, Borja García (Aleix García, min.91), Stuani, Portu

 



Nacido el 16 de Julio de 2000 en Barcelona, Cataluña, España. Seguidor del Real Madrid y del fútbol en general. También me encanta el baloncesto.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *