Francia abre con una gris victoria el grupo C

Francia abre con una gris victoria el grupo C

Probablemente muchos esperaban más de una Francia que destacó una vez más por su falta de creatividad. Un juego muy directo en el que de nuevo cabe destacar la añoranza de un diez que marque las diferencias como en tiempos pasados hacían los Zidane o Platini. Pero no se le puede quitar méritos a una Australia que bajo el mando de Mooy no le perdió la cara en ningún momento a un partido que incluso en momentos daba la sensación de tenerlo controlado.

Los primeros minutos del partido dejaron ver en que centraría su juego Francia. Respaldado por Kanté en el medio del campo, excelso el centrocampista del Chelsea. “les bleus” no abandonaron su estilo mostrado en los últimos años y se centraron en unas contras comandadas por los Griezman, Mbappé

Los franceses dominaron relativamente el encuentro. Pero no llegaron a crear peligro alguno sobre la portería de Ryan y eso lo aprovechó Australia que no tardaría en llegar a la meta defendida por LLoris. Centro esquinado de Aaron Mooy, que se disponía a servir una falta lejana, y despeje envenenado de Tolisso que milagrosamente salvaba LLoris.

El partido llegaría al descanso con Australia dando la cara y con Francia nuevamente defraudando. Los de Deschamps no crearon prácticamente ocasiones de peligro en una primera parte en la que destacó la falta de creatividad.

La tecnología decide la segunda parte

La segunda mitad continuaría con la tónica de la primera. Australia “dominando” el encuentro y una Francia gris sin hacer un papel destacado. El partido, sin llegadas claras, no tardaría en animarse. La tecnología, para muchos sin un uso positivo, resultaría clave en los minutos siguientes.

Francia siguió basando su juego en las contras y así llegaría el primero de los franceses. Pase milimétrico a Griezmann, pared con Mbappé, y penalti al jugador del Atlético de Madrid. La pena máxima, que en un primer momento fue muy dudosa, la transformó sin problemas la estrella de los galos.

Parecía que en unos instantes Francia terminaría ganando el partido sin sufrimiento. La realidad es que un fallo defensivo de Umtiti, que realizó un claro penalti. Acabaría con Jedinak poniendo el 1 a 1 en el marcador y haciendo así justicia.

Finalmente los franceses con una excelsa jugada entre Umtiti, Giroud y Pogba haría que la balanza se decantara en favor del equipo de Deschamps, Pogba pondría el segundo de los suyos y el definitivo dos a uno en el electrónico. Mucho tendrán que cambiar las cosas durante los siguientes partidos si el conjunto galo piensa hacer algo en el Mundial.



Carlos Yago Granell

Carlos Yago Granell, Valencia, 2000. Me encanta el fútbol, mi pasión? el Levante, seguidor de la NBA, mejor dicho de los Cavaliers, Lebron? mejor jugador del mundo, en mi tiempo libre juego al basket en el Valencia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.