“Ali Dia”, el peor jugador de la historia

“Ali Dia”, el peor jugador de la historia

Ali Dia (Dakar, Senegal, 20 de agosto de 1965).

Esta rocambolesca historia comienza con una llamada a Graeme Souness, el mítico exjugador del Liverpool FC, era en ese momento entrendor del Southampton. La persona que realizaba la llamada se identificó como George Weah, mejor futbolista africano del momento.

En esta llamada el exdelantero del Ac Milan entre otros, le habló a Souness de un primo suyo llamado Ali Dia, le contó que su primo había decidido no renovar su contrato con el Paris Saint-Germain para cumplir su sueño de jugar en la Premier League, alabó las cualidades del delantero senegalés y explicó que era internacional absoluto con la selección de Senegal, donde ya había disputado nada menos que 13 partidos.

Souness en ese preciso instante decidió apostar por Ali Dia ofreciéndole un contrato de un mes para probar la valía de un jugador, que venía avalado nada menos que por George Weah. Esta curiosa historia no hubiera ido a más si Ali hubiera debutado en un partido con el equipo “b” del Soton frente al Arsenal, que fue suspendido a causa de las fuertes lluvias.

Sin haber debutado, ni haberlo visto entrenar prácticamente, Souness lo convoca con el primer equipo el 23 de Noviembre de 1996 frente al Leeds Utd. En el minuto 33′ se lesiona el delantero titular del Southampton y Souness da la oportunidad a su “gran descubrimiento”, Ali Dia. Tras pocos minutos en el terreno de juego se descubrió que no había jugado a fútbol jamás, no sabía colocarse, no tenía técnica. Tal fue el fiasco que el entrenador escocés no le dejó ni terminar el partido, partido que perdió por 2-0. Ali nunca más apareció a entrenar, alegando que se estaba tratando de una lesión.

Pero aquí no termina la historia, Souness muy cabreado llamó a George Weah para pedirle explicaciones y lo mejor fue la respuesta, el delantero africano nunca había llamado al entrenador escocés, quien había sido víctima del mayor timo de la historia del fútbol.

Más tarde se descubrió que Ali Dia era un estudiante de informática en Paris.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *