Johan Cruyff, el fútbol a tus pies.

Johan Cruyff, el fútbol a tus pies.

Día de luto en el mundo del fútbol, hoy los colores de las camisetas, los escudos de las banderas y los himnos de los estadios quedan en un segundo plano, y despedimos a uno de los más grandes del mundo del fútbol, Johan Cruyff.

Y no se ha ganado el derecho de los más grandes por jugar al fútbol únicamente, la persona que cambió el fútbol, se sentó en el banquillo y puso su fútbol y sus pensamientos en el terreno de juego, a los mandos del recordado Dream Team en Barcelona.

Cambió del fútbol resultadista, al fútbol de verdad, propiamente dicho, sus jugadores buscaban jugar y no marcar goles únicamente, querían divertir al público, divirtiéndose ellos mismos. “Al fútbol siempre debe jugarse de manera atractiva. Debes jugar de manera ofensiva, debes ser un espectáculo”. Algo grande en el mundo del fútbol se estaba gestando.

Único con su sinceridad en la sala de prensa, “Si yo hubiera querido que me entendieras, me hubiera explicado mucho mejor”, único en sus ideas, su cigarrillo en el banquillo, y cuando no pudo, su piruleta. Su particular castellano y su fanatismo por el Barcelona, hacían de Johan alguien diferente. Nadie sabía lo que estaba por venir.

Su período en el Barcelona acabó, antes o después tenía que hacerlo, pero lo unico en terminar fue su presencia, el espíritu Johan Cruyff jamás se ha marchado del Camp Nou, todo entrenador que ha ocupado su lugar en el banco, desde Carles Reixac hasta Luis Enrique, ha sabido que ese sitio tenía magia holandesa, que no serviría cualquier cosa para satisfacer a un siempre exigente Camp Nou, y así ha sido, llevandolo a la excelencia con Guardiola.

Personalmente, no tuve la ocasión, desfortunadamente, ni de ver jugar a Johan ni de ver a sus equipos, mi padre siempre me ha hablado de él mediante elogios, y tirando de hemeroteca, así era, puro show.

También personalmente dar las gracias por esta evolución, me parece fascinante el método Johan para educar a jóvenes futbolistas y hacerlos crecer con valores y como personas, con una disciplina y conscientes de que el fútbol es una diversión más para ellos, una manera de relacionarse con amigos, y con gente que desconocen.

He disfrutado mucho jugando al fútbol a lo largo de mi vida, pero cuando más he disfrutado, ha sido tratando de imitar ese gran Barcelona que Cruyff dejó, he aprendido muchísimo y creo que todo empezó con el genio de Holanda.

No sé que nos deparará el futuro, tan solo sé que un mundo como éste, el del fútbol, y especialmente clubes como Ajax y Barcelona, con una cantera muy  pareja y similar, tratarán de honrar a un Johan que ha dado su vida por éste deporte. Mascherano, honra como solo tú sabes el número 14 allá por donde vayas.

Gracias Johan, cambiaste el fútbol acabando con muchos resultadistas, eso es lo que marca un antes y un después en el fútbol. Descansa en paz.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.